Desayunos

Desde los salones Cathédrale y Kammerzell, en un entorno artístico único, podrá admirar la catedral y su plaza. Antes de una jornada de negocios o un largo paseo por el centro de la ciudad, se le preparará un copioso desayuno de 7 a 10 (10:30 los fines de semana)… a menos que prefiera remolonear en la cama, donde podremos servirle una bandeja variada.

Variedades de pan fresco, bollos, Kougelopf y otros dulces acompañarán al jamón, la charcutería y los quesos.